Antes del Abierto de Australia Andy Murray brindó una emotiva conferencia de prensa asegurando que este 2019 sería el último en el ciruito de tenis.

Hacía más de un año padecía de dolores de espalda. Dolores que cada vez se hacían más intensos y que en su deporte lo condicionaban para poder continuar con alto rendimiento.

Murray ingresó por segunda vez al quirófano y así poder alivianar el dolor que lo atormenta desde hace un tiempo atrás.

“Ayer por la mañana me sometí a una cirugía de recuperación de cadera en Londres. Me estoy sintiendo un poco maltratado y magullado ahora, pero espero que este sea el final de mi dolor de cadera”, escribió el británico en sus redes sociales, aclarando que a partir de esta intervención tendrá una pieza de metal en la zona. Ahora tengo una cadera de metal como se puede ver en la segunda foto”.

 


Polideportivo

En Portada