Si creíamos que lo habíamos visto todo en el fútbol. Pensemos de nuevo.

O bien, les presento esta peculiar situación que se dio en Málaga, España dónde una árbitra de nombre “Andrea” tomó la desición de renunciar a una labor que había elegido desde sus quince años; el arbitraje.

La joven apasionada por el fútbol, recibía amenazas.. De niños de 8 años de edad y aseguró que sus padres nunca hicieron algo por detenerlos.

“Me decían ‘te voy a matar por no cobrar esa falta’, ‘te vamos a golpear al final del partido por no haber hecho bien tu trabajo (palabras de los padres).’ Comentó para el medio español Antena 3.


Internacionales, Videos

En Portada