Balotelli celebra uno de sus dos goles ante el Lille. (Foto: El Desmarque)

 

En su momento el Niza fue uno de los mejores equipos de Francia. Claro que eso fue hace mucho. Stade de Reims y Niza ganaron cuatro títulos cada uno entre 1951 y 1960. El Reims incluso figuró en la Copa de Europa perdiendo dos finales contra Real Madrid, el mismo que eliminó al Niza en cuartos de final en 1957 y también en 1960. Desde entonces este equipo del sur de Francia se ha ausentado de la principal competencia de clubes en Europa, pero para la próxima temporada podría regresar. “Para eso me trajeron a mí”, pensará Balotelli. El italiano ha marcado 13 goles en 19 partidos, y de no ser por las lesiones y algunas sanciones producto de su indisciplina, tal vez este equipo estaría en la cima de la tabla.

Este viernes Niza ganó en casa de Lille por 2-1, con doblete de Mario Balotelli. Tras 31 partidos disputados se ubica en el segundo lugar de la tabla, esperando que los favoritos al título, Mónaco y París SG, disputen sus partidos pendientes. Los dirigidos por el suizo Lucien Favre sacan una ventaja de 16 puntos sobre el cuarto lugar, Olympique de Lyon, pero todavía faltan algunos partidos ante rivales muy fuertes. En la jornada 34 recibirán al París SG; en la 35 visitarán al Olympique de Marsella; y en la 38 cerrarán la temporada en Lyon.

Los dos primeros avanzan de forma directa a la “Champions”, el tercero tiene que jugar una fase previa.


Internacionales

En Portada