No tuvo ningún problema el Barcelona para vencer 4-0 al Deportivo La Coruña en el Camp Nou. La visita apareció muy poco y el duelo pareció más un entrenamiento catalán que un partido oficial de Liga.  El 1-0 fue un gran pase a Messi que lo dejó sólo frente al marco. El argentino prefirió habilitar a Suárez para el tanto. Paulinho marcó el 2-0 antes del descanso.

En los primeros minutos de la complementaria llegó el tercero y gran acción colectiva que vuelve a dejar a Suárez frente al marco. No perdonó. Paulinho llegaría al 75 para cerrar la cuenta. Antes de ese tanto Messi desperdició una opción desde el punto penal.

Cabe destacar que en la primera mitad los jueces no validaron un golazo de Luis Suárez. El delantero remató de rabona y el arquero del Depor claramente sacó el balón desde adentro.


Internacionales

En Portada