Un grupo de compatriotas llegó al aeropuerto de Sídney para recibir a la Selección de Honduras.

Luego de un largo viaje desde Los Ángeles la escuadra nacional llegó a Australia. Fueron un poco más de 15 horas de vuelo y desde el momento de su arribo comienza la estrategia para adaptarse y recuperarse lo antes posible. El trayecto fue agotador, sin duda.

Pero la delegación hondureña se encontró con la agradable sorpresa de un pequeño pero emotivo grupo de aficionados catrachos que los esperaban en el aeropuerto. Medios australianos han publicado en sus redes fotografías y han comentado sobre el cálido recibimiento.


La Bicolor

En Portada