¿Los problemas lo siguen o el los sigue?

No ha ni pasado un año después de la última vez que estuvo de paso en la cárcel cuando ya se metió en problemas otra vez. Hace once meses fue enviado a la cárcel de Brooklyn después de atacar el camión en el que se trasladaba el peleador Khabib Nurmagomedov.

Conor McGregor ha sido arrestado una vez más, nada más que ahora; por robo.

De acuerdo a un reporte policial publicado por el Miami Herald, Conor McGregor estaba saliendo de una discoteca llamada LIV al filo de las 5 de la mañana de este lunes, cuando un fan se acercó a pedirle una foto. A cambio, el peleador le arrebató su teléfono, lo azotó contra el suelo y lo pisoteó en repetidas ocasiones, antes de recoger los restos del dispositivo y llevárselos.

El “fan” no se quedó con los brazos cruzados y llamó a la policia para denunciar los hechos, y tras verificar las imágenes obtenidas de una cámara de videovigilancia, rastrearon al peleador para arrestarlo.

McGregor “se salvó” de pasar un buen tiempo en la cárcel, pues apenas hace unos días cumplió con su condena de libertad condicional, a la que fue sentenciado en Brooklyn, en donde además tuvo que realizar trabajo comunitario y asistir a tratamiento para controlar la ira, el cual aparentemente no ha dado resultado.


Polideportivo

En Portada