El FC Barcelona de Valverde no deslumbra. No derrocha un juego maravilloso. Pero logra los resultados y al final es lo que termina contando. En la temporada anterior lo tocó ceder ante rivales como el de turno. Podía jugar muy bien sin ganar. En esta temporada no juego tan bonito pero le ganó al Real Betis y hoy ha derrotado como visitante al Alavés.

El partido se le complicó a los blaugranas. Incluso Messi no pudo convertir en gol un penal a poco antes de los 40 minutos. Se debe destacar la gran tapada del arquero Fernando Pacheco. Se fueron al descanso sin goles. Pero a los 55 minutos de partido un balón suelto en el área quedó a merced del argentino y con remate de zurda que desvió un rival estableció la ventaja.

Su segundo tanto llegó 11 minutos después aprovechando un error en la salida del rival. A Messi la pelota se quedó en su zurda y no tuvo problemas para vencer al portero. Un triunfo que le llega muy bien a Valverde justo antes del parón de fecha FIFA. Ahora a prepara de la mejor manera a los nuevos fichajes.


Internacionales

En Portada