Dempsey celebra su gol anoche ante el Dynamo y buscará ahora el bicampeonato.

El bicampeonato está cada vez más cerca para Seattle Sounders, que disputará la Copa MLS por segundo año consecutivo tras imponerse 3-0 (5-0 global) al Houston Dynamo en el partido de vuelta de la final de la Conferencia Oeste. Goles del español Víctor Rodríguez, Clint Dempsey y Will Bruin encaminaron la merecida clasificación del campeón, que justamente se verá las caras con Toronto FC – mismo rival que enfrentó, y derrotó, en la final del 2016.

Tras la victoria 2-0 de Seattle en la ida de la semana pasada en Houston, el Dynamo necesitaba de un milagro en el CenturyLink Field. Lamentablemente, los hombres de Wilmer Cabrera no estaban para milagros ante un rival claramente superior. Dynamo no contó con Quioto por enfermedad y con Elis por sanción. Boniek ingresó al campo en el inicio del segundo tiempo y José Escalante estuvo en la banca sin jugar.

Los Sounders plasmaron esta superioridad en el marcador recién al minuto 22, cuando Rodríguez recibiendo un gran pase filtrado de Will Bruin y batiendo al arquero Joe Willis con una definición exquisita.

Houston buscó el descuento con más ganas que fútbol, mientras que los dueños de casa jugaban con la tranquilidad de saber que tenían la serie prácticamente definida.

A los 57′, Dempsey aprovechó el relajo local y la desesperación visitante para sumarse a la fiesta, empujando un centro a la olla de Joevin Jones al fondo de la red.

Cualquier esperanza del Dynamo se esfumó al minuto 66, cuando el argentino Tomás Martínez fue expulsado por una acción violenta contra Jones. Con la ventaja en el marcador y en la cancha, Seattle cerró la faena a los 73 mediante Bruin, quien volvió a cumplir la ley del ex al anotar un nuevo gol contra su antiguo equipo.

Un nuevo título de la Conferencia Oeste para los Sounders.  Ahora sólo falta repetir la hazaña en la Copa MLS para así repetir como campeón de la liga.


Internacionales, Legionarios

En Portada