El Gremio salió al campo a hacer lo que creyeron era lo mejor, defender, defender y defender. Y el Madrid se ahogó una y otra vez frente la rigidez de marca del rival. En el campeón de España no hubo brillo, ni calidad y ni siquiera algún destello de magia. De hecho el único gol del partido llega en tiro libre mal ejecutado por parte de Cristiano Ronaldo. En situación normal la pelota no pasa de la barrera. Pero los jugadores del Gremio se abrieron y por ahí se escurrió el balón.

No hay mucho qué contar sobre este deslucido partido en un también muy deslucido torneo. La idea que desde un evento como éste pueda salir el campeón mundial de clubes cada día cuaja menos y nos acerca a la conclusión que debemos volver a la maravillosa Copa Intercontinental. Eso sí, con partidos de ida y vuelta.

El único tanto del encuentro cayó a los 53 minutos luego que Cristiano recibiera un falta clara cerca del área rival. El portugués tomó el balón y cobró para el definitivo 1-0. Ahora los merengues regresan a Madrid para preparar el duelo de Liga ante el Barcelona este sábado a las 6:00am hora de Honduras.

 


Internacionales

En Portada