El trámite casi termina en drama para Real España que se había adelantado en el marcador con gol de Mario Martínez a los 10 minutos del encuentro. Entonces Marathón ocupaba cuatro goles. Misión imposible. Bueno, estuvo cerca de convertir la misión en posible.

Todo fue en un abrir y cerrar de ojos. Entre el minuto 53 y el 62 Marathón marcó 3 veces gracias a Junior Lacayo y dos penales de Justin Arboleda. Le restaba mucho tiempo al duelo para un gol más pero los verdolagas no lo pudieron encontrar. Estuvo muy cerca Lacayo en un mano a mano con Kevin Hernández pero el arquero aguantó hasta el final y evitó la eliminación de su equipo.

Ahora Real España se prepara para recibir al Motagua en el partido de ida de la Gran Final. Está por definirse si será con acceso a los aficionados ya sea en el Francisco Morazán o el Olímpico.

 


Nacionales

En Portada