Foto de @SC_ESPN

Por historia, por fútbol, por plantel y todo lo que quieran; los brasileños eran los llamados a poder llevarse la Copa del Mundo de Rusia 2018, sin embargo este viernes han recibido un balde de agua fría.

En su respectivo juego de los cuartos de final la selección de Brasil perdió ante su similar de Bélgica, por lo que se queda en el camino, mientras tanto los europeos siguen soñando con alcanzar la gloria mundial.

Brasil 1-2 Bélgica

Desde la previa se sabía que sería un juego atractivo y los equipos no decepcionaron, haciendo lo que consideraban necesario para poder llevarse la victoria.

Los belgas tomaron ventaja y pegaron dos veces en momentos precisos. Primero llegó un autogol de Fernandinho (13′) y luego un tanto de Kevin De Bruyne (31′), quien culminó un contragolpe con un tremendo golazo para conseguir el 2-0 momentáneo.

Después de ello la idea de Bélgica era clara, aguantar atrás e intentar aprovechar los contragolpes con la velocidad de sus futbolistas ofensivos, algo que casi les salió a la perfección.

Los brasileños lucharon hasta el final pero solo lograron descontar con un tanto de Renato Augusto (76′), pues en los últimos minutos incluso el mismo Thibaut Courtois salvó a su equipo de lo que podía el empate que provocará los tiempos extras.

En fin, no hay más que decir. Bélgica elimina a Brasil y avanza a las semifinales, donde tendrá que enfrentar a Francia.

Por cierto, no podemos dejar por fuera la polémica. Al minuto 55 se generó una jugada que provocó el reclamo de los brasileños, esto por una supuesta falta de Kompany ante Gabriel Jesus, pero los árbitros, con apoyo del VAR, no señalaron nada.


Internacionales

En Portada