André Cury, un empleado del FC Barcelona, ha devengado 6.6 millones de euros tras la venta del delantero Neymar Jr. Según, SER Catalunya, el club se vio obligado en ejecutar el pago.

La SER, declara de que ha intentado evitar, pero, se vio obligado a pagar el 3% de la venta del brasileño a Cury, tal y como estaba firmado en un contrato cuando Sandro Rosell era el presidente del blaugrana. Cury también se convirtió en una persona de confianza de Neymar Sr. en el corto tiempo que su hijo jugó en las filas del club culé. 

El Barcelona quería evitar pagar esa comisión argumentando que Ney se marchó en contra de la voluntad del Barça pero, según cuenta la SER, ha tenido que acceder a dar a Cury esos 6,6 millones de euros.


Internacionales

En Portada