Vaya sorpresa se encontraron los utileros de Rosario Central al entrar al camerino de visitante del Estadio Marcelo Bielsa.

En lo futbolístico, se repartieron un punto por equipo. El empate a cero marcó el final de un partido donde se jugabas desde antes de entrar al campo.

Cuando los utileros de Rosario Central llegaron al camerino para alistarlo antes de la llegada del plantel se encontraron con que toda la habitación estaba rociada con un polvo blanco. Una sustancia tóxica combinada con cenizas humanas. Si, así como lo leen. CENIZAS HUMANAS.

Dos de los empleados sufrieron vómitos y mareos tras estar expuestos a la sustancia, por lo que los dirigentes más importantes del club, entre ellos Ricardo Carloni, vicepresidente de Central, adelantaron su llegada al Marcelo Bielsa para interiorizarse sobre la situación y se llegó a especular con la suspensión del partido.

Después de una reunión entre los directivos y el árbitro del partido Diego Abal, se decidió llevar a cabo el partido. Central terminó utilizando el camerino del equipo de Reservas para evitar contacto con el polvo.


Internacionales

En Portada