En el recinto de Flushing Meadows, Djokovic se volvió a ver las caras con el actor y amigo Gerard Butler, famoso por su interpretación de Leónidas en la película “300“, de Zach Snyder. Ambos repitieron la celebración que ya dio la vuelta al mundo en 2015, cuando Djokovic ganó su segundo US Open. “This is Sparta!” (“¡Esto es Esparta!”), gritaron sosteniendo cada uno un asa del trofeo.

 

Además, tras la celebración con sus familiares, entrenadores, médicos y amigos, el serbio tomo un descanso en su habitación de hotel y posteriormente recorrió el metro de Nueva York entregando donas y rosquillas y termino su visitando el Museo Americano de Historia Natural. 


Polideportivo

En Portada