Lozano durante el calentamiento previo al duelo ante Barcelona en el Camp Nou.

En la previa pocos daban crédito cuando se confirmaba la titularidad de Anthony Lozano con el Girona. El habitual en el puesto ha sido Cristian Stuani pero para este duelo el entrenador Pablo Machín eligió al hondureño para iniciar. Y el tema no podía salir mejor cuando al tercer minuto de partido Lozano toma la pelota cerca del medio campo, encara la marca y la manda larga. Umtiti llega atento a la cobertura pero se deja quitar el balón por Cristian Portu y este no perdona venciendo a Ter Stegen.

La alegría no duró mucho ya que un minuto después Messi habilita a Luis Suárez que desprende sin marca sobre al arco rival para vencer por bajo a Yassine Bounou. El arranque era intenso pero el Girona no se asustó y en un nuevo ataque dejó a Lozano en al área con buena opción pero su remate de zurda se fue muy elevando.

El 2-1 del Barça llegó a los 30 minutos. Lionel Messi recibe en el área y pierde ángulo de remate. En lugar de desesperarse comienza a conducir y gambetear para buscar el espacio que finalmente encuentra y define con remate bajo a mano derecha del arquero. Seis minutos después el mismo Messi de tiro libre marcaba el 3-1.

A los 38 minutos Lozano estuvo muy cerca de su primer gol en primera división de España. Desde la izquierda Aday Benítez mandó un centro que encuentra al Choco. El atacante se levanta y martilla sólido remate que André ter Stegen detuvo de manera espectacular. Y cuando mejor jugaba el Girona llegó el cuarto del Barcelona.  Pase de Coutinho en jugada iniciada por Messi que habilita a Suárez para definir el tanto. Así se fueron al descanso.

El complemento inició con un cuadro visitante atrevido al ataque para buscar descontar el margen en el marcador.  los 52 minutos Portu habilita a Lozano que remata cerca del marco del Barça. Pero sería de nuevo el cuadro de casa el que marcaría. Le tocó a Coutinho a los 66 minutos en jugada individual fuera del área que termina con un gran remate para el 5-1. Un golazo.

A los 68 minutos un clara falta a Lozano cometida en los linderos del área rival no fue marcada por el central Javier Arberola. Al 76 llegaría el sexto gol. Jugada de Dembélé por la derecha y coloca un centro perfecto para que Suárez sólo llegue a empujarla. Era el 6-1 con el que terminaría el encuentro..

En resumen, mucho Barcelona para un aguerrido Girona FC que lo intentó siempre pero terminó cayendo ante un rival muy superior. Para Anthony Lozano una buena calificación porque siempre lo buscó y estuvo muy cerca de marcar.

 


Internacionales

En Portada