La Juve en busca de su décimo segundo título de Copa Italia. (Foto: Infobae.com)

 

En el juego de ida jugado en Turín, Juventus venció por 3-1; con dos goles de Paulo Dybala y uno de Gonzalo Higuaín; el gol napolitano lo marcó José Callejón. En la vuelta en San Paolo, Napoli necesitaba ganar 2-0 para lograr la clasificación. A los 32 minutos el camino de los locales empezó a complicarse: gol de Higuaín con remate desde fuera del área. Recibió la felicitación de sus compañeros; de inmediato se separó del grupo y, en dirección al palco del presidente del Napoli, gritó: “¡Es tu culpa!”. Por supuesto haciendo alusión a la complicada relación entre ambos, que terminó obligando a Aurelio Di Laurentiis a negociar el traspaso de “Pipita” a la Juventus. Con el 0-1 se fueron al descanso.

En la segunda mitad, el partido siguió con el dominio de pelota del cuadro local, y a los 53 minutos Marek Hamsik marcó el empate. Esto ponía al Napoli a dos goles de forzar el alargue, pero cinco minutos más tarde Gonzalo Higuaín convirtió el segundo gol juventino. Después llegaron los goles de Dries Mertens y Lorenzo Insigne para poner el juego 3-2. Entonces Masiliano Allegri hizo ingresar al central Andrea Barzagli y el marcador no se movió más.

Juventus avanzó con global de 5-4 y jugará la final contra Lazio.

 


Internacionales

En Portada