Hope Solo en la gala de la FIFA del 2013. La jugadora asegura que “Blatter me agarró el culo”.

En una entrevista, Solo, de 36 años, y que juega en el Seattle Reign FC de la National Women’s Soccer League de los Estados Unidos, afirmó que “Sepp Blatter me agarró el culo” antes de subir al escenario para entregar el premio a su compatriota, la delantera estadounidense Abby Wambach. Blatter, a través de su portavoz, respondió a esta acusación de Solo, negó el incidente y sentenció: “Esta acusación es ridícula”.

En la película oficial de la FIFA de los premios del Balón de Oro de 2013, que fue presentada por la leyenda del fútbol holandés Ruud Gullit y la locutora Kay Murray, se mostró a Solo subiendo al escenario con Blatter detrás de una cortina en la parte posterior del escenario.

En ‘Expresso’, Hope Solo se refiere al acoso sexual en el deporte y lo califica como “desenfrenado” y que parece que “se ha normalizado”, al tiempo que afirma que Blatter la agarró por detrás, segundos antes de que ambos subieran al escenario. Ampliando el incidente, la portera exinternacional con Estados Unidos, confesó a ‘The Guardian’ que tuvo que recomponerse inmediatamente para concentrarse en hacer su discurso y presentar a Wambach, a quien iba a dar el Balón de Oro. “Estaba en estado de shock y completamente descentrada”, dijo Solo. “Tuve que reponerme rápidamente para presentar a mi compañera de equipo, entregarle el premio más importante de su carrera y celebrarlo con ella en ese momento, así que cambié completamente mi actitud”.

Cuando a Hope Solo se le preguntó por qué no había hablado antes sobre el incidente con Blatter, Solo dijo que siempre trata de hablar directamente con la gente, en este caso con Baltter, pero que no tuvo la oportunidad de hacerlo cuando abandonaron el escenario y que nunca lo ha visto desde entonces.

Hope Solo amplió sus declaraciones a ‘Expresso’, cuando apareció en el evento Web Summit en Lisboa, para hablar sobre una plataforma para la igualdad salarial y la igualdad de las mujeres. “Durante años, en el pasado, las jugadoras salían y se casaban con sus entrenadores universitarios, lo que obviamente un entrenador no debería estar haciendo, especialmente con una jugadora joven”, dijo. “Lo he visto no solo con los entrenadores. Lo he visto con entrenadores, médicos y nuestros oficiales de prensa … Lo he visto entre las jugadores en el vestuario. Es desenfrenado”.

“En realidad estoy muy decepcionada con las mujeres que no han hablado de eso en el mundo del deporte … Desearía que más mujeres, especialmente en el fútbol, hablaran de lo que está pasando, de sus experiencias, porque algunas de esas personas todavía trabajan [en fútbol ]”. (Diario AS)


Internacionales

En Portada