En el ámbito futbolístico, cuando se tardan mucho en renovar es porque alguien más les está calentando el oído o bien, mostrando más ceros en su chequera.

Pero cuando tu esposa tiene la calculadora en mano y maneja tu ficha como jugador, necesitas más ceros de los que te podas imaginar.

No me da pena ser cruel con el caso de Mauro Icardi y su esposa/ representante Wanda Nara. Aquí, pareciera que el jugador no fuera el protagonista, sino su mujer.

Nara aseguró que su el futuro del jugador estaría en España.

Recapitulemos: Mauro Icardi tiene contrato hasta 2021 con el Inter de Milán y dicho equipo está interesado en la renovación del argentino. Donde no han concordado es en su salario, ya que Icardi solicita un aumento a ocho millones de euros y el equipo neroazurro ofrece siete. Claro, según la prensa italiana.

Nara asegura que esto es falso, pero si afirma que las propuestas no satisfacen a Icardi. Porque no estarían dispuestos a renovar por el salario actual de 5.2 millones de euros.

“Tenemos muy buena relación con los dos clubes más grandes de España que están muy interesados en Mauro“, declaró Wanda al diario As, de España. “Estamos muy lejos de llegar a un acuerdo. Las cifras que se están hablando en Italia sobre la renovación no son ciertas. Todavía no nos ha llegado una propuesta satisfactoria del Inter”, mencionó Nara.

Lo que si es cierto, es que el Inter decidió sancionar a Icardi por 100 mil euros por reportarse tarde a los entrenamientos después del feriado Navideño.


Internacionales

En Portada