El exjugador de baloncesto de Estados Unidos, leyenda de Los Ángeles Lakers e icono del deporte, Kobe Bryant, utilizó la plataforma de The Players Tribune para publicar extractos del libro Mamba Mentality que realizó junto al legendario fotógrafo de la NBA Andrew D. Bernstein y que estará disponible a partir del 23 de octubre.

Según la información de The Players Tribune, el libro será publicado bajo la firma de MCD Books y será una combinación de los recuerdos personales de la estrella de la NBA, y varias fotografías de Bernstein.

El pequeño extracto relata como logró ser un verdadero líder, la relacciñon con Lebron James, y como logró enfrentar a los Philadelphia 76ers de Allen Iverson

 

 

“Me gustaba retar a las personas y hacerlas sentir incómodas. Eso es lo que conduce a la introspección y eso es lo que conduce a la mejora. Se podría decir que me atreví a impulsar a que la gente fuera lo mejor que podían.

“Ese enfoque nunca vaciló. Sin embargo, lo que sí ajusté fue cómo variaba mi enfoque de jugador a jugador. Todavía desafié a todos y los hice sentir incómodos, solo lo hice de una manera que se adaptó a ellos. Para saber qué funcionaría y para quién, comencé a hacer la tarea y observé cómo se comportaban. Aprendí sus historias y escuché cuáles eran sus objetivos. Aprendí lo que los hacía sentir seguros y dónde estaban sus mayores dudas. Una vez que los entendí, podía ayudar a sacar lo mejor de ellos tocando el nervio correcto en el momento correcto”.

El que fuera campeón olímpico (Beijing 2008 y Londres 2012) rememoró parte de su experiencia junto a LeBron James, su heredero como mejor jugador de la NBA, cuando compartieron equipo en el Team USA.

“Siempre quise matar a la oposición. Lo principal que LeBron y yo discutimos fue lo que constituye una mentalidad asesina. Él observó cómo me acercaba a cada práctica, y constantemente lo desafiaba a él y al resto de los muchachos.

“Recuerdo que había una mitad cuando estábamos perdiendo. Entré en el vestuario a medio tiempo y les pregunté a los muchachos ‘qué demonios estábamos haciendo’. En la segunda mitad, LeBron respondió de manera importante: salió con una mentalidad verdaderamente dominante. Y lo he visto liderar de esa manera desde entonces”.

Acerca de sus inicios en el deportes de las cestas Kobe escribió: “Recuerdo cuando, de niño, conseguí mi primera pelota de baloncesto… Me encantó sentirla en mis manos. Estaba tan enamorado de la pelota que en realidad no quería rebotarla o usarla, porque no quería arruinar los granos de cuero ni las muescas perfectas. No quería arruinar la sensación”.


Polideportivo

En Portada