El mediocampista del Atlético de Madrid, Jorge Resurrección “Koke”, quien se convirtió en uno de las principales jugadores durante el Mundial, fue entrevistado por el Diario Marca para repasar su año 2018, el Mundial, donde falló un penal decisivo ante Rusia que significó la eliminación y su regreso a la absoluta.

 

De vuelta a la selección, ¿qué sintió al ver que Luis Enrique contaba con usted tras la ausencia de la primera lista? Una sensación de felicidad y de orgullo por volver a la selección. Muy agradecido por la confianza de Luis Enrique. Ahora toca ayudar a los compañeros a ganar los partidos.

 Habla de reto un jugador que lleva 43 partidos con la selección… Claro no se puede bajar los brazos. Lo que tenía que hacer era seguir trabajando.

 ¿Qué le parecieron los partidos ante Inglaterra y Croacia? Los compañeros hicieron dos grandes partidos. La verdad es que me gustó mucho la selección.

 ¿Le contó Saúl algo de la nueva selección? Los dos, tanto Saúl como Rodrigo volvieron muy contentos.

Selección nueva, ¿qué le parece lo que se ha visto hasta ahora? Siempre quieres ir a la selección. Tengo muchas ganas e ilusión de estar aquí.

 Una de las imágenes del Mundial de Rusia fue la de Koke con la camiseta tapándose la cabeza con la camiseta, ¿qué pasaba por su cabeza en ese momento? Pensaba en el error del penalti. Piensas en qué podría haber pasado de haberlo marcado y que España hubiera podido pasar. Al final te tienes que ir a casa por un error en un penalti. Así es el fútbol. Es lo que hay, tienes que levantar la cabeza y seguir trabajando. Muchos futbolistas ya han habían fallado en Mundiales o en otros torneos grandes. Me tocó a mí fallarlo y no se puede hacer nada más que seguir trabajando y levantar la cabeza. No hay otra. 

 

 ¿Tiene España mejor equipo del que se demostró cayendo ante Rusia?
España tiene buen equipo. , sobre todo jugadores y recursos para pasar una eliminatoria más y luego… igual si hubiéramos ido por el otro lado, con equipos que atacan más podría haber sido diferente. Teníamos una gran selección, pero no pudimos pasar de octavos.

¿Se sintieron un poco huérfanos con todo lo que pasó a dos días del inicio del Mundial?
Fernando nos dio todo el cariño que necesitábamos. Las cosas no salieron.

¿Cómo se sintieron cuando se fue Julen?
Fue una sensación complicada. Estábamos en medio de todo. Queríamos jugar y que salieran bien las cosas. Nos unimos lo máximo posible porque era una situación muy compleja de llevar. Se fue el entrenador que nos llevó durante los dos años anteriores, el que hizo la lista, el que nos sabía llevar. Fernando nos llevó lo mejor posible, pero las cosas no salieron.

Ya le toca una alegría con la selección, ¿no? Apareció en Brasil, después en Francia y por último en Rusia, todas ellas con malos resultados. 

La verdad es que sí. Desde que debuté me he llevado malas experiencias. Siempre es bonito venir a la selección y luchar por tu país, pero la verdad es que tengo ganas de llevarme una alegría y voy a luchar por ello.

¿Hay equipo? Nadie puede dudar de que España tiene un buen equipo. Hay grandísimos jugadores, incluso los que se quedan fuera y que serían titulares en cualquier selección.

¿En qué se falló en los partidos decisivos? No fuimos verticales y sí demasiado horizontales y con mucha posesión. Faltó algo de velocidad. Cuando tienes al equipo muy metido atrás, igual das el balón a un compañero entre líneas y ya tiene a tres encima. Igual debimos intentar que nos atacaran un poco más y sorprender a la contra, siendo más verticales con balones a Diego. El Barcelona de Luis Enrique combinó el toque con el juego vertical… Y nosotros le sufrimos en el Atlético.

¿Tiene que cambiar mucho la selección respecto al Mundial? El estilo no, pero sí ser más vertical o esperar y atacar con más espacios, pero eso es cosa del seleccionador.

¿Tiene España un Mundial o una Eurocopa en las botas? Creo que sí, pero ahora vamos a luchar por llegar a la Eurocopa y clasificarnos para la fase final de la Liga de las Naciones.

¿Le sorprendió el triunfo de Francia? Igual no fue la más brillante, pero sí la más efectiva. Francia se replegó bien y salía my rápido y hacían mucho daño. Muy contento por el éxito logrado por mis compañeros, por Lemar, Lucas Hernández y Griezmann.


Internacionales

En Portada