Frank Arévalo celebra su gol para 2-3 ante Juticalpa. Al final ese gol sería el definitivo. (Foto: Real España)

En un duelo de ida y vuelta disputado en el Juan Ramón Brevé el Real España venció 2-3 al Juticalpa en una noche buen fútbol pero con muy mal arbitraje. Vale decir que el central se equivocó afectando a ambos equipos. Con el triunfo el equipo sampedrano ratifica su buen momento y tiene casi definido su pase a semifinales.

El marcador lo abrió Mario Martínez muy temprano. La acción sucedió a los 7 minutos en una buena maniobra colectiva. La pelota llegó al perfil izquierdo del volante de Real España y éste con toque suave colgó el esférico en un ángulo imposible para Mendoza.

Juticalpa comienza a reaccionar y adelanta sus líneas logrando el empate en tiro de esquina a los 23 minutos. Hílder Colón llega desmarcado para cabecear el 1-1. Así se fueron al descanso. En esta primera mitad el central perdonó una segunda amarilla a Hílder Colón por patada al rostro a un rival. De hecho pudo ser roja directa.

En el complemento una maniobra individual de Iván López terminó con un remate suave en el área para doblar de nuevo a Mendoza. Era el minuto 55 y la máquina retomaba la ventaja.  Una ventaja que apenas duró 4 minutos ya que llegaría de nuevo el empate por medio de Colón. Sí, el mismo que tuvo que ser expulsado en la primera mitad.

Real España no perdió la calma y se mantuvo aferrado al esquema. A los 73 minutos acción en el área y aparece Frank Arévalo para concretar el 2-3.  Desde ese momento el Juticalpa comenzó a buscar el empate pero se ahogaba en su desesperación. Hasta que llegó el minuto 93. Un centro preciso encuentra a Ovidio Lanza cabeceando a lo profundo lo que tuvo que ser el empate. El asistente invalidó por una posición adelantada que no existió.

Así se escribió la historia del juego de ida. Real España da un golpe casi mortal ante un rival al que le ha tomado muy bien la medida. La vuelta está programada para el sábado a las 7 de la noche en el Morazán.


Nacionales

En Portada