Hasta antes del duelo ante Trinidad y Tobago de anoche las opciones para Honduras de llegar al mundial eran escasas  y además apuntaban al repechaje.  Pero luego de la Fecha 7 la Selección Nacional se juega el pase directo ante los Estados Unidos en un partido con sabor a final. Digamos que Honduras cumplió con lo establecido venciendo 1-2 a una débil escuadra caribeña. Los goles de Álex López y Alberth Elis fueron suficientes aunque en la segunda parte la bicolor bajó mucho su nivel y el rival estuvo muy cerca del empate.

Pero en Nueva Jersey Estados Unidos perdió 0-2 ante Costa Rica en una gran noche de los dirigidos por Óscar Ramírez, colocando a los ticos a un paso del Mundial y dejando a los norteamericanos con 8 puntos, mismos que tiene Honduras. Así está esto con sólo 9 puntos por disputar.

Volviendo al partido de Honduras vamos a decir que lo terminó sufriendo mucho más de la cuenta. La falta penal de Emilio que nos dejó con 10 le permitió repuntar a los locales. Luego del gol el asedio fue intenso y, siendo sinceros, hubo minutos en los que le estaban dando un baile a nuestros muchachos. Fue factor el hecho que a Trinidad y Tobago le falta nivel pero con un poquito más de calidad y hoy estuviéramos con un panorama muy distinto.

Al final el triunfo es lo que más se rescata. También el primer tiempo de la bicolor. En esos 45 minutos se mostró muy superior, como tenía que hacerlo, ante un limitado rival.  Pero para el martes las tuercas deberán estar bien socadas para aprovechar la oportunidad que el fútbol le está dando a Honduras.


Internacionales, La Bicolor

En Portada