El golazo de Lozano llegó a los 80 minutos de partido y representó el 0-2.

El Girona ha vuelto a ganar hoy. Y lo ha hecho lejos de Montilivi. Un triunfo como visitante que se resistía desde que los de Pablo Machín vencieron al Espanyol en Cornellà. La de hoy pero es una victoria muy importante ya que permite continuar en la lucha por ocupar plaza europea y al mismo tiempo superar en el goal average al conjunto amarillo.

El Girona ha planteado un partido práctico que se ha puesto de cara en el minuto 15 cuando Stuani conseguía marcar su 14º gol de la temporada rematando con la cabeza el balón, lejos del alcance de Sergio Asenjo. Los gerundenses han aguantado las embestidas de los castellonenses y controlaron el tempo del partido. El Villarreal han ido poniendo presión y asedio sobre la portería de Bono pero sin conseguir la igualada. Planas, lesionado, ha tenido que dejar su lugar a Mojica.

Tras el descanso, el conjunto local ha continuado dominando el partido. Bacca ha puesto a prueba a Bono en dos ocasiones. El Girona se ha defendido con orden durante la segunda parte. A los 71 minutos Machín ha hecho entrar a Antony Lozano en el lugar de Stuani para aprovechar contragolpes.

En uno de ellos, Portu ha asistido al hondureño que ha colocado un disparo a la escuadra para hacer el segundo, estrenando su casillero particular. Un verdadero golazo del catracho digno de ser enmarcado como uno de sus mejores. Con el 0-2 se ha llegado al final. Los gerundenses reciben el viernes al Deportivo en Montilivi.


Internacionales, Legionarios

En Portada