Las vueltas del fútbol

A lo largo de la historia hemos visto como grandes equipos se han equivocado al cerrarle las puertas a jóvenes jugadores, mismos que en el futuro se han convertido en referentes mundiales por su calidad futbolística.

Una de esas instituciones que definitivamente se equivocó fue el Chelsea, pues aunque no lo crean en el 2012 los “blues” tuvieron la oportunidad de amarrar a Kylian Mbappé, actual jugador del París Saint-Germain, pero terminaron diciendo: ‘No’.

¿Qué fue lo que sucedió?

¡Sencillo! Mbappé realizó una prueba en las instalaciones del club, pero cuando el cuerpo técnico asignado solicitó una segunda prueba la madre se negó y se fue con su pequeño futbolista.

“Mbappé realizó una prueba y no acabó de convencer porque no aportaba mucho sacrificio defensivo. Entonces pidieron a su madre que volviera para realizar una segunda prueba y ella se negó, ese fue el detalle”, dijo a Goal.com Serge Daniel Boga, ojeador del Chelsea hasta 2014.

Pero la historia no se queda en ese punto; también reveló una frase que mencionó la madre de Mbappé cuando le solicitaron dicha segunda prueba:

“Mi chico no volverá, o le fichan ahora o dentro de cinco años tendrán que poner sobre la mesa 50 millones de euros para contratarlo”.

Aquellas palabras de la madre del francés eran tan ciertas, e incluso un poco alejadas de la realidad actual, pues es claro que Mbappé a sus 19 años de edad cuesta mucho más que 50 millones de euros.


Internacionales

En Portada