José García celebra el 1-0 para Tijuana que llegó en error del arquero Rougier.

El balance general de la fría noche en Tijuana no ha sido bueno para Motagua. Se equivocó muy temprano en el juego permitiendo el gol de José Alberto García apenas al tercer minuto del duelo. Y a partir de ahí no recordó cómo jugar bien al fútbol. Hasta casi el final cuando ya era muy tarde. Pero los azules podrán decir que se van con dignidad porque empataron sobre la hora con gol de Walter Martínez e incluso coquetearon con el segundo que sería el de la clasificación.

Sin embargo el 1-1 final no reflejó lo que verdaderamente sucedió en el duelo. La realidad es que Xolos fue muy superior sin necesidad de hacer mucho porque el equipo hondureño se mostró tímido y muy impreciso. El Motagua lució, durante buena parte del duelo, como un cuadro inexperto, sin experiencia.

Fue hasta muy tarde en el encuentro que la escuadra catracha comenzó a recobrar algo de su memoria de juego en momentos en que se mantenía con vida gracias a la sobresaliente actuación de Jonathan Rougier.

No hubo goleada y por lo menos Motagua rescató un empate de visita. Pero queda en la mente de muchos que en esta llave las águilas pudieron hacer algo más pero en los momentos claves su buen fútbol se le escurrió. Tijuana espera ahora rival en los cuartos de final que saldrá del ganador de la serie entre Red Bulls y Olimpia.


Internacionales, Nacionales

En Portada