Jedinak nos marcó tres veces para sellar el pase de Australia al mundial.

La línea de 5 en este partido se miraba venir porque el partido dibujaba el perfil de los duelos que le gustan a Jorge Luis Pinto. Ambos rivales llegaban iguales y con las mismas opciones. Es más,  con algo de ventaja para Honduras ya que marcando gol ponía contra la pared a los australianos. Y la verdad la primera parte cumplía con el objetivo. Si bien es cierto Honduras no generaba nada en ofensiva, en defensa lo hacía bastante bien. Los locales se desesperaban y no lograban tejer con comodidad.

La pregunta era si el colombiano llevaba preparado un plan B en caso de un gol de Australia. No tardamos en encontrar la respuesta. El 1-0 llegó a los 54 minutos en tiro libre cobrado por el veterano Mile Jedinak. Tuvimos mala fortuna porque la pelota rebota en Henry Figueroa desviando la trayectoria. Nada pudo hacer Donis Escober. Pero el juego estaba muy joven y Honduras sólo ocupaba marcar un gol para clasificar. Entonces esperamos el cambio desde la banca. Pero el tiempo pasaba y pasaba y nada cambios ni modificación de la línea.

Pasaron 20 minutos para que finalmente Pinto se animara a realizar un cambio. Pero eligió a Mario Martínez para suplir a Henry Figueroa y quedarse con línea de 4. El problema es que Mario Martínez está muy lejos de su nivel. Lo demostró en la ida de San Pedro Sula y lo volvió a demostrar esta madrugada. Ninguno entendió el cambio. Por cierto, la modificación llegó 1 minutos después del segundo gol marcado por Jedinak desde el punto penal por mano evidente de Bryan Acosta.

Ya el juego en este punto se puso cuesta arriba. Luego ingresó Eddie Hernández en lugar de Quioto. La bicolor pudo marcar el de honra gracias a Elis. Ahí mismo lo terminó el central Néstor Pitana. Ahí mismo terminó la Honduras de Pinto. Ahí mismo Rusia no cerró la puerta en la cara.


Internacionales, La Bicolor

En Portada