Con dudoso arbitraje de Said Martínez el equipo merengue derrotó 2-0 a un desconocido Motagua en el Estadio Nacional de Tegucigalpa. Ha sido un partido para el olvido. Sin calidad técnica ni colectiva. Juego áspero y con escasa o nula claridad.

Motagua se quedó con uno menos a los 42 minutos cuando Eddie Hernández vio la segunda amarilla. Aquí el central aplicó muy bien el reglamento. Con uno menos los azules jugaron más al empate que a intentar ganar el duelo y fueron llevando el partido justo donde querían. Era evidente que a los azules les estaba pesando el hecho de completar 27 días sin un tan solo partido oficial mientras Olimpia hacia dos semanas había disputado los partidos de repechaje ante UPN.

A los 80 minutos el Olimpia aprovecha una mala salida de la zaga de Motagua y desde la izquierda llega un centro preciso que encuentra a Javier Estupiñán desmarcado. El gigante colombiano cabecea perfecto para vencer a Rougier. Con el gol Olimpia busca el segundo intensificando el ataque. A los 92 minutos luego de un remate al poste la pelota le llega a Moya. El volante remata y luego de una serie de rebotes le pega en la mano a Félix Crisanto. Said marcó penal que convirtió Álex López para el 2-0 final.

El marcador deja a los azules con sus opciones muy complicadas ya que deberá vencer a Olimpia por diferencia de dos en la vuelta de este sábado.

 


Nacionales

En Portada