Cuando se tiene en el marco a un arquero como Navas las cosas pueden salir mejor de lo esperado. Los ticos fueron implacables arriba definiendo las dos más claras que tuvieron. Pero también contaron con un gran Keylor custodiando el marco. A los 67 minutos los Estados Unidos pudo empatar y cambiar totalmente la historia del duelo.

Bradley se encontró con el balón en el área rival pero estaba custodiado por todos lados. Entonces observó libre a Pulisic y le mandó el balón. El zurdo número 10 remató a puerta encontrando la pierna de Acosta que le desvía la trayectoria a un Navas ya ubicado para contenerlo. Pero el portero realizó un movimiento espectacular tanto con su mano como con su pie. La imagen es impresionante y su tapada cambió la historia del partido.


Internacionales

En Portada