Tres goles de Eriksen clasifican a Dinamarca para Rusia 2018. (Foto: Mundo Deportivo)

Tras el empate sin goles en el juego de ida, todo quedó servido para resolverse en Dublín. Irlanda con la ventaja de jugar en casa, o desventaja, dependiendo la cantidad de goles que le pudiera convertir el visitante.

Magnifico arranque de la República de Irlanda al tomar ventaja con gol Shane Duffy a los 6 minutos. Pero quedaba mucho para el final, y esos goles tempraneros no siempre garantizan nada. Tras el 1-0 los locales siguieron buscando el arco rival, incluso desaprovecharon una clara que bien pudo ser el 2-0. Entonces Dinamarca se animó y con una brillante actuación de su mejor elemento, pegó cuando había que pegar. Primero el autogol de Cyrus Christie al minuto 29 para el 1-1. Luego Christian Eriksen, que normalmente es el que asiste, esta vez se encargó de anotar los goles de la clasificación. El de la ventaja al 31 y los que sentenciaron la eliminatoria al 63 y 73. Ya el quinto tanto que marcó de penal Nicklas Bendtner llegó para hacer más abultado el marcador.

Irlanda se vuelve a quedar fuera de la Copa del Mundo, a la que no asiste desde Corea y Japón 2002. Dinamarca consigue su quinta clasificación, la tercera en este siglo.


Internacionales

En Portada