Foto de eluniversal.com.mx

¡Vaya polémica la que hay en el fútbol alemán!

Después de la eliminación de la selección en la fase de grupos del Mundial de Rusia 2018, ninguna situación pasa desapercibida, principalmente si involucra a un jugador tan importante en el equipo.

En este caso hablamos del mediocampista Mesut Özil, quien quedó a deber con su actuación, pero más allá de eso en la previa de la Copa del Mundo ya había causado cierta incomodidad en el entorno de la escuadra nacional.

El futbolista de origen turco fue acusado por muchos de falta de lealtad a los valores alemanes, esto por haber posado en una fotografía con el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan.

El mánager general de la selección alemana, Oliver Bierhoff, dijo que Joachim Löw debió haber prescindido de sus servicios por su actitud en el ‘caso Erdogan’, aunque luego puntualizó que se había “explicado mal”.

Bien, ante lo sucedido el padre de Mesut Özil, Mustafa Özil, salió a la defensa, recomendando a su hijo que mejor de un paso al costado y se olvide del equipo nacional.

“Cuando se pierde, ¿se pierde por culpa de Özil? Le abuchean y se ha convertido en un chivo expiatorio. Si yo estuviera en su lugar, diría que ya es suficiente. La herida es demasiado grande. ¿Quién sabe qué pasará en el próximo partido? En el lugar de Mesut, yo me retiraría, pero eso es sólo mi opinión”, dijo el padre del jugador del Arsenal.

Por ahora el tema de selección nacional ha quedado atrás tanto para jugadores como cuerpo técnico; necesitan un respiro por lo sucedido y luego seguir el proceso pensando en el Mundial de Qatar 2022. 

No hay nada oficial, pero desde cualquier ángulo se ve difícil que Özil siga la recomendación de su padre.


Internacionales

En Portada