Marco Ureña celebrando el gol marcado a México el martes pasado.

Tomado de Monumental.co.cr

Ayer en el programa 120 minutos de Radio Monumental, Marco Ureña brindó una amplia entrevista y en la misma se refirió a su complicada relación con Jorge Luis Pinto.

¿Recuerda la crítica que se dio por la convocatoria al Mundial?

Tuve muchos problemas con los periodistas porque me despedazaron a nivel personal. Fui convocado en la lista de 27 jugadores y obviamente quería ir, no fue que me convoqué solo y mi familia se afectó mucho por todo lo que se dijo.

Recuerdo que muchos jugadores andaban bien, mi familia fue la más afectada. Fue una felicidad a medias, pero por otro lado era diferente. Luis Marín y Wanchope se involucraron mucho y pensaron que podía ayudar mucho

Yo había tenido un problema con Pinto y me habían castigado dos años de la Selección por un mal entendido. Me hicieron un juicio y lo gané, ellos se equivocaron con la fecha del boleto, tuvo que ir la Agencia de Viajes, en eso se aclaró el juicio. Pinto llegó con un correo electrónico con la fecha equivocada que le había dado la Fedefútbol, fue para el amistoso ante Venezuela en diciembre. Fui al Mundial, lo disfruté al máximo

Luego del castigo, ¿cómo fue el contacto con Pinto?

Tuvimos un partido ante Corea del Sur, en Los Ángeles. Tenía más de dos meses de vacaciones y no tenía en planes ir al Mundial, sabía que mis opciones eran nulas para ir al Mundial. Me llamó en enero para ir a entrenar, tenía tres kilos de más y la grasa por los aires. Me hicieron la medición de grasa, me dijo que, si en marzo no llegaba en buen nivel para el partido ante Paraguay, no me llevaba al Mundial. Tenía de enero a marzo para ponerme a tono, me hicieron las pruebas en la Universidad Nacional y las superé.

Quedé en la lista, realmente logré meterme en esa Selección para el Mundial.

¿Es cierto que Pinto le dijo que se arrepentía de llevarlo al Mundial?

Sí, realmente no voy a mentir y siempre he sido una persona sincera. Siempre que uno anda bien Dios lo premia.

Me acuerdo previo al partido ante Holanda, ese señor (Pinto) con la bipolaridad y todas las cosas que tenía. Había una regla que, si algún integrante comete un error, la multa es pagar un asado. Llegó al desayuno y preguntó, estaban Bryan Ruiz y Keylor Navas, ¿qué pasa cuando alguien se equivoca? Los compañeros respondieron que había que pagar un asado.  Llegó al desayuno y preguntó, estaban Bryan Ruiz y Keylor Navas, ¿qué pasa cuando alguien se equivoca? Los compañeros respondieron que había que pagar un asado.

Entonces dijo: Marco paga la carne y él los vinos. Dijo que había cometido un gran error de llevarme al Mundial, lo repitió y me molesté mucho. Le dije que estaba súper agradecido con él y los compañeros porque a pesar de ser de los últimos estaba disfrutando, le agradecí al frente de los compañeros y si estaba arrepentido que era problema de él. Estaba Eduardo Li, me dijo que había sido respetuoso para responder. Nunca entendí porque Pinto lo hizo.

Estuvo cerca de anotar ante Holanda

Me quedó una opción clara, son cosas que uno no entiende de ese señor. Uno escucha algo y le entra por un oído y le sale por el otro. Primero me dice que estaba arrepentido de convocarme y luego me utiliza ante Holanda.

 


Internacionales

En Portada