Jorge Luis Pinto tiene a Honduras al borde de la eliminación al mundial de Rusia.

Cuando Jorge Luis Pinto anunció la formación para el duelo de anoche ante México sorprendió y mucho. Las ausencias de Bryan Béckeles y Alfredo Mejía saltaron de inmediato a la vista. El colombiano eligió a Félix Crisanto y a Óliver Morazán y se equivocó en ambos casos. Porque el muchacho Félix no tiene el impulso y la experiencia de marca que tiene Béckeles. Porque Morazán es pura marca pero sin posesión de balón.

En la misma conferencia de prensa el mismo Pinto explica que parte del problema es que Honduras no tenía mucho tiempo de posesión con el balón. O sea que él buscaba eso. Sin embargo en su formación incluye dos contenciones que no tienen esa característica. Tanto Claros como Morazán son recuperadores o cortadores de ataque. Pero ninguno tiene la capacidad para manejar la pelota. El que sí lo tiene es Alfredo Mejía. Por eso sorprendió su ausencia.

El caso de Crisanto fue algo distinto. El muchacho sabe marcar pero eventualmente sería superado por rivales muy veloces y que sabían asociarse. En un partido como el de anoche la elección lógica e ideal era la de Brayan Béckeles. Con varias temporadas en México y jugador experimentado, tuvo que ser titular.

Algunas estadísticas relevantes del juego:


Opinión

En Portada