Jugar bien parece algo que por ahora no va con el Real Madrid. No hay duda que muchas de sus figuras pasan por un bajo nivel de rendimiento. Pero cuando el rival es tan flojo y desorganizado como Las Palmas entonces no importará que tan mal se juegue, igual se puede ganar. Y el Madrid lo ganó 3-0.

El primer gol tuvo que esperar 41 minutos y fue Casemiro luego de un tiro de esquina. A los 56 minutos llegó lo mejor de la noche madrileña. Un balón suelto fuera del área que encontró Asensio pegándole con mucha potencia para el 2-0.  Isco cerraría la cuenta a los 71 en pase de Cristiano Ronaldo.

 


Internacionales

En Portada