A Rony Martínez le tocó vivir una fecha complicada con su club el Baoding de la Segunda División en China. Perdieron 0-1 jugando en casa. Rony tuvo el empate en una gran jugada individual pero el zaguero rival evitó sobre la línea. Y cuando se jugaba el minuto 81 consiguió una falta penal que él mismo cobró. El arquero adivina y detiene. Una derrota dolorosa que mantiene en puesto de descenso al Baoding.


Legionarios

En Portada