Jorge Sampaoli se alteró mucho durante un control policial.

Ente domingo, tras la boda de su hija Sabrina, alrededor de las 5:30 de la madrugada, el coche conducido por la mujer de Sampaoli, donde viajaban el entrenador argentino y algunos familiares, fue interceptado por la policía en una avenida de Casilda, su ciudad natal en Argentina, para hacer un control de alcoholemia.

Ante el requerimiento de las autoridades, Sampaoli se bajó del coche e increpó violentamente a la policía. No solo se negó a hacer el control, sino que a los gritos pidió a la policía que le permitiesen continuar el viaje hacia el hotel Cuatro Plazas, donde se hospedaba.

Ante la negativa de la policía, el técnico de la albiceleste faltó el respeto al inspector policial gritándole: “¡Boludo, ganas 100 pesos por mes!”. La situación se puso tan comprometida que los allegados tuvieron que retirar a Sampaoli para que la policía pudiese hacer el control de alcoholemia a su mujer, quien dio negativo.

Algunos testigos de este violento incidente tomaron fotos y vídeos que rápidamente se viralizaron en las redes sociales.


Internacionales

En Portada