¿Cuán ansiada es esta final para muchos amantes del tenis?

Lo cruel, para los que somos dormilones, es saber que o te quedas despierto o te dormís y levantas a las 2 y media de la mañana para disfrutar de la final del Abierto de Australia entre Rafael Nadal y Novak Djokovic.

Y es que el primer Grand Slam del año está al otro lado del mundo y a pesar de que esté a punto de finalizar nos ha regalado incontables momentos para recordar.

A partir de las 2:30 a.m. nos regalará otro porque veremos al número 1 y número 2 del ránking ATP medirse en la final. Ambos han sido los mejores de la competencia y han sacado mucha ventaja sobre sus rivales anteriores.

Esta será la primera vez que vuelvan a enfrentarse en Melbourne desde 2012, en aquella épica batalla dónde Nole ganó un partido de cinco horas y 52 minutos, hasta el momento es la más larga de todos los tiempos.

Para Nole, es su séptima final en Melbourne. En las seis anteriores no ha perdido una tan sola y junto a Roy Emerson y Roger Federer el tenista más exitoso de la historia de este torneo. Novak buscará este domingo convertirse en el primer tenista de la historia en ganar un total de siete Open de Australia y superar a Sampras en número de Grand Slams ganados (ambos están empatados a 14 después de que el serbio ganase el US Open).

Por su parte Nadal no llegaba con buenas impresiones al torneo, después de su abandono en el Abierto de Estados Unidos y sus múltiples lesiones. Logró avanzar hasta esta etapa sin ceder un tan solo set. El número dos del mundo disputará su quinta final en Melbourne, final que ha perdido en tres ocasiones (en 2012 contra Djokovic, en 2014 contra Wawrinka y en 2017 contra Federer). Nadal tan solo ha ganado una vez en toda su carrera deportiva en Melbourne, lo hizo en 2009 al derrotar a Roger Federer en la final.

De las 52 ocasiones en las que se han medido hay 27 victorias para Djokovic y 25 victorias para Nadal) y el antecedente en Melbourne es el mencionado anteriormente en la final de 2012.


Polideportivo

En Portada