Foto de @marcadorec

El próximo domingo River Plate y Boca Júniors jugarán el partido de vuelta de la gran final de la Copa Libertadores de América, y esto lo harán en el mítico estadio Santiago Bernabéu de Madrid, España.

Ambos equipos ya están en tierras españolas preparándose para ese duelo, y luego de la práctica de los xeneizes uno de sus referentes, Carlos Tévez, atendió a los medios de comunicación.

Es una sensación rara jugar una final de la Copa Libertadores en el Bernabéu. No estoy de acuerdo con que se juegue así porque salimos perdiendo los jugadores, nos sacaron la ilusión de dar la vuelta en el Monumental, y a los jugadores de River también”, dijo el Apache.

A pesar de ello Tévez acepta la determinación y comprende que esta decisión no fue de ellos, sino de quienes dirigen a la Conmebol.

“Espero que disculpen los seguidores, no es cosa de los jugadores. Es cosa de la Conmebol, es un partido de Libertadores y no piensa en los seguidores ni en los jugadores. Como dijo un amigo, los de la Conmebol son tres locos atrás de un escritorio, no entienden nada”, agregó.

El partido arrancará a la 1:00 de la tarde (Hora de Honduras), y tras el empate de 2-2 en la ida este definirá al nuevo campeón de la Copa Libertadores de América, el cual representará a la Conmebol en el Mundial de Clubes.


Internacionales

En Portada