La Liga de España es así. Se puede tener mucha ventaja pero no es ninguna garantía. En una semana el Barcelona sólo sumó 2 puntos de 6 posibles. Eso sí, el punto sumado ante Valencia en Mestalla no se califica como un mal resultado. Pero el empate a dos de esta mañana ante el Celta sí.  Porque el duelo fue en el Camp Nou y no es en partidos como éste en los que el club tenga permitido ceder terreno.

Celta ha hecho un buen encuentro, fiel a su estilo. Atrevido en ataque. Se fueron arriba con gol de Iago Aspas a los 20 minutos en un contragolpe que toma mal parada a la zaga azulgrana. Ter Stegen alcanzó a detener un primer remate pero el rebote llegó donde Aspas para el 1-0. El empate llegó dos minutos después y descarga por el  centro encontrando la pelota a Messi en el área. El argentino no tuvo problemas para vencer a Rubén Blanco.

A los 62 minutos el Barça logra remontar en gran jugada de triangulación con Messi filtrando a Alba y ésta a Suárez para el 2-1. Un golazo que parecía marcar el camino hacia otro triunfo del Barcelona. Pero el Celta estaba decidido a dar la batalla. Jugada por derecha de Aspas. Umtiti hace la cobertura pero pierde potencia y parece lesionarse dejando el carril libre. Llegó una diagonal retrasada y Maximiliano Gómez manda la pelota a los profundo. 2-2.

Umtiti dejó el campo lesionado y se espera que sea baja hasta por 8 semanas. Más allá del mal resultado esta es la peor noticia luego del partido. El empate mantendrá al Barça como primero pero si Valencia gana en su visita a Getafe se quedará a tan solo 3 puntos del liderato.


Internacionales

En Portada