Wood remata para vencer a Buba López y establecer el 1-1 final del partido.

Una tarde que pintaba de lo mejor para Honduras. La bicolor era muy superior a Estados Unidos que no lograba levantarse del golpe recibido por los ticos el viernes anterior. Romell Quioto nos puso a pensar en el pase directo a Rusia con su gol a los 27 minutos. Fue un buen servicio filtrado que le puso Alex López y que Omar González cubrió muy mal. El atacante del Dynamo no perdonó con remate perfecto para vencer a Brad Guzan.

Los minutos pasaban y Estados Unidos no reaccionaba. Y Honduras seguía creciendo. No había nervios, no había dudas. Se marcaba bien y al rival no le quedaban opciones. Así se fueron al descanso. Y así inició la complementaria. Honduras seguía siendo más, mucho más que su rival. Pero los minutos fueron avanzando y el clima comenzó a pasar factura en los nuestros. Sale primero Alex López a los 63 para que ingrese Carlo Costly. Luego debe salir Quioto a los 65 ingresando Boniek. Ambos salen por cansancio, así lo dio a entender Pinto en la conferencia.

Entonces ya Honduras va dejando de ser la misma. En el campo se ven espacios más amplios y los Estados Unidos intentan llegar con rapidez al marco de Buba. Pero la verdad es que no llegan. Tan sólo una que encontró Dempsey sacando un centro potente que buscaba a Wood pero Figueroa interceptó.

El partido llega al minuto 80 y Lozano debe salir porque ya no le dan más las piernas. La elección de Pinto es mandar a la cancha a Johnny Palacios y Honduras pasa a la línea de 5. De los tres cambios, éste es el que liquida a Pinto. No porque Palacios ingresara, sino porque pasa a defenderse muy metido atrás. No hay duda que Brayan Acosta era una mejor opción. A los 85 el tiro libre, la confusión en el área y el gol de Wood. 1-1. No lo merecía la visita pero lo consiguió. Ahora a seguir sumando y restando con calculadora en mano.


La Bicolor

En Portada